Conócete a ti mismo y conocerás los secretos del universo y los dioses

 

28 de diciembre de 2007

El mito de la realidad


La verdad es aquello que es real...
El individuo decide la realidad de su mundo basado en su verdad…
La realidad es solo lo que la mente quiere que sea


"Rellenando el plano II" de M.C. Escher


Origen y destino

Algo me despertó y el miedo me impedía volver atrás, era consciente del peligro y sabia que cerrar los ojos no es solución, el único camino era seguir adelante y decidí escribir esta guía, para mi mismo y para quién pudiese necesitar un rumbo en un mundo a toda máquina en dirección al desastre. Intente avisar hasta que comprendí que la mayoría no quería, podía o debía despertar.

Si has seguido la serie mitos comprenderás como nuestra percepción de la realidad no tiene porque corresponderse con la verdad. Vivimos en un mundo de creencias, contaminado de incontables dogmas y falsedades, sin embargo estos mitos son también los pilares de nuestra "realidad", sin ellos descubrimos que caminamos en una cuerda floja sin red, perdemos nuestras referencias y esto nos crea tal pánico que nuestra mente conspira en auto-engañarnos

Los comienzos son siempre difíciles, los miedos pueden convertirse en terrores si estas solo. Cuando pierdes referencias es importante no olvidar los objetivos, si careces de ellos mas vale que elijas alguno que te satisfaga, de lo contrario podrías perderte irremediablemente. En esa situación podemos sentir una gran indefensión, buscamos comprensión, seguridad y cualquier respuesta que rellene los huecos dejados, esto nos hace vulnerables ante nuevos mitos y dogmas que abrazamos sin cuestionar. 

Con este artículo pretendo acabar la serie "mitos" y buscar que hay bajo la manta y por que nadie debería tener miedo
Este blog refleja lo que yo considero verdad, lo que conforma mi realidad, mis creencias. Sin duda mis verdades tampoco son completamente ciertas, pero almenos cubren mi necesidad de comprender el mundo de falsedades que nos rodea.


La búsqueda de la verdad

No hay una “verdad absoluta”, cada ser humano tiene su propia percepción de la realidad, cada uno es creador de la ilusión de su vida.

Another world - M.C.Escher

La civilización está sostenida en una ilusión de “verdad” que se apoya en el acuerdo y en la convención social, dirigida por los intereses de unos pocos en la cima de la pirámide social. Existe una reacción natural de oposición a dogmas impuestos que es hábilmente conducida mediante la agrupación en ideologías prefabricadas y vacías de contenido, algunos individuos (inseguros y débiles mentales) necesitan afirmar mas su realidad y son fácilmente captados convirtiéndose en fanáticos, integristas y fundamentalistas que creen en la nefasta ilusión de que su “verdad y moral” es la única y debe ser predicada, otros seguimos al rebaño simplemente por cobardía.

Todos sufrimos de la enfermedad del fundamentalismo en algún grado, pero nunca debemos admitir que esta nos ciegue y nos impida compartir el conocimiento. Para liberarnos debemos reconocer todas las ideas dogmáticas, bagajes pseudo-culturales, políticos y religiosos que condicionan nuestra voluntad de ser y sentir.

Se dice de la verdad que es una utopía porque para acercarnos a ella debemos comprenderlo todo, llegando a lo que se denomina un estado de "despertar, iluminación, unicidad o asombro", en que nada nos es extraño o imposible, (omnisciencia y omnipotencia), para llegar a ese estado de consciencia o conocimiento debemos desprendernos de nuestro ego, miedos y condicionamientos (nuestra identidad). Quizás entonces descubramos que solo queda la incertidumbre y el asombro por el caos y sus infinitas posibilidades.





Nuestro cerebroun ordenador que procesa y crea información

Cada segundo de nuestra vida recibimos enormes cantidades de información (el cerebro solo puede procesar una mínima cantidad de ella), referida al medio ambiente, al tiempo y nuestro cuerpo. Así pues, lo que consideramos la Realidad, es decir, aquello que vivimos, es sólo una mínima parte de lo que en realidad está ocurriendo.

¿Cómo se filtra toda esa información?
A través de nuestras creencias: el modelo de lo que creemos acerca del mundo, se construye desde lo que sentimos en nuestro interior y de nuestras ideas. Cada información que recibimos del exterior se procesa desde las experiencias que hemos tenido y nuestra respuesta emocional procede de estas memorias. Por eso, los malos recuerdos nos impulsan a caer en los mismos errores.


Drawing hands, M.C.Escher

¿Cómo romper con esos malos hábitos del pensamiento?
El cerebro crea esas redes a partir de la memoria: ideas, sentimientos, emociones. Cada asociación de ideas o hechos, incuba un pensamiento o recuerdo en forma de conexión neuronal, que desemboca en recuerdos por medio de la memoria asociativa. A una sensación o emoción similar, reaparecerá ese recuerdo en forma de idea o pensamiento. Hay gente que conecta “amor” con “decepción” o “engaño”, así que cuando vaya a sentir amor, la red neuronal conectará con la emoción correspondiente a cómo se sintió la última vez que lo sintió: ira, dolor, rabia, etc. Así si practicamos una determinada respuesta emocional, esa conexión sináptica se refuerza. Cuando aprendemos a “observar” nuestras reacciones y no actuamos de manera automática, ese modelo se rompe”. Aprender a “ver” esas asociaciones es la mejor manera de evitar que se repitan: la llave es la consciencia (el conocimiento).

Nuestro cerebro nos engaña
Cuando recordamos, pensamos, soñamos o percibimos, nuestro cerebro finge, trasforma y falsifica con un propósito: dar forma "sentido" a nuestra realidad. Para conseguirlo suple la información que le falta por medios desconocidos o inventa y fantasea. Lo importante es que la realidad se nos presente con un sentido completo y coherente aunque la información no sea exacta, desechando cualquier realidad incompleta (sin sentido) aunque sea cierta. De esta forma se consigue una sensación de control y seguridad sin la cual correríamos riesgos (desequilibrios). Por ello es primordial para nuestro cerebro contarnos una información consistente antes que una verdadera, es decir nos proporciona el mundo que necesitamos no el real, eliminando cualquier anomalía.



La vida, el sueño de la consciencia
Lo que experimentamos como realidad es una ilusión construida en nuestro cerebro. Nuestra memoria tampoco es de fiar, no funciona como un disco duro, ni tan siquiera sabemos donde se almacena esta información. Para conseguir un recuerdo coherente el cerebro rellena los huecos de la memoria con contenidos imaginarios e irreales, otras veces almacenamos información inconsciente que se oculta hasta que cobra sentido, saliendo a la superficie en forma de "revelación".


Relativity - M.C.Escher

Vivimos en un mundo construido por nuestro ego "consciente-subconsciente", la actitud, la emoción, la imaginación y lo vivido influyen en nuestra realidad, es decir, que fabricamos nuestra realidad desde la forma en que procesamos nuestras experiencias, mediante nuestras emociones. En esta ilusión construimos cosas imaginarias y eliminamos aquellas que aún siendo reales no le encontramos sentido o son peligrosas para nuestra supervivencia (física y mental). Uno de estos peligros es distanciarnos demasiado de la realidad percibida por nuestro entorno familiar y social, para ello nuestro cerebro construye y mantiene una inercia (personalidad). Esta identidad nos hace reconocibles, ademas tenemos aptitudes de imitación y mimetismo que nos permiten integrarnos en otros grupos con distinta cultura o costumbres, para adaptarnos a nuevas circunstancias.



Educación, condicionamiento (modo socialmente aceptado de programar la mente)

Es imposible enseñar a quienes no desean aprender, ni se debería despertar a quién se encuentra en un placentero sueño, tan solo sembrar las semillas del conocimiento con la esperanza de que germinen cuando puedan o quieran despertar y ayudar en tales casos sin dirigirlos, solo ofreciendo confianza, esperanza y conocimiento en la medida en que deseen aceptarlo. De modo semejante no se puede y es peligroso forzar a nadar a quien tiene miedo. Con el paso del tiempo acumulamos hábitos y miedos que condicionan nuestra vida y la capacidad de cambiar o asimilar algo que no encaje en nuestra imagen de la realidad, por ello la primera lección debería ser el reconocimiento y anulación de estos limites y para ello se debe desaprender y poner en duda cualquier mito o dogma que censure nuestro crecimiento e independencia. Debemos volver a ser "niños", recuperar un estado de inocencia y honestidad perceptual, recuperar la curiosidad y asombro por lo extraño, dejar de imponer por la fuerza viejos sistemas a lo nuevo y destacar las diferencias sobre las semejanzas.
La autorealización es un viaje personal, por eso cada uno aprendemos a nuestra manera, según la proporción de los factores activo, imaginativo, emotivo y reflexivo en nuestro temperamento e inteligencia.


La presión deliberada de los poderes (políticos, económicos, religiosos), por controlar la enseñanza nos ha llevado a un método de educación que nos adoctrina desde la niñez en una forma de sentir-pensar tangible y racional en que intervienen lógica, hechos, patrones, pragmatismo, olvidando y eliminando sentimientos, intuición, toma de riesgos, filosofía y cuestionamientos.
Generación tras generación la juventud es adoctrinada a enfocarse unicamente en el pragmatismo, utilizando la repetición para entrenar a los niños subconscientemente, para aceptar lo que están aprendiendo, penalizando o ridiculizando a aquellos que cuestionen la validez de la información que reciben. Consecuentemente se consigue una población que sigue y acepta ciegamente la información procedente de figuras o medios de autoridad y sin validarla repiten mecánicamente la información. Aquellos de mas éxito en este sistema serán quienes tomen las decisiones en el futuro, harán leyes, dirigirán la medicina, los negocios, la ciencia y cualquier profesión de poder y prestigio contribuyendo a perpetuar el sistema que nos ha llevado al cenit del materialismo en que vivimos. No es extraño que cada día utilicemos menos capacidades, degradándonos física, intelectual, emocional y espiritualmente, incrementando un vacío que intentamos maquillar con el consumismo.


Jesus Camp  Fundamentalismo desde la infancia.


No perderse los últimos 5 minutos, los mejores de un documental inmejorable.


Comprensión del Cosmos

La humanidad siempre se ha preguntado por el origen y el destino del Cosmos la nuestra es la "primera generación" que tiene una posibilidad real de encontrar respuestas.



Durante siglos el Misticismo, la Religión, la Filosofía y la Ciencia estuvieron indisolublemente enfrentadas o eso se nos dijo.
En realidad nacieron de la misma necesidad de conocimiento e indefensión humanas ante la incertidumbre del universo (nuestros miedos e ignorancia), por tanto son herramientas que buscan respuestas a las mismas preguntas.
Históricamente cada una fue comiendo terreno a la anterior en base a la disposición de nuevos valores "superiores", en verdad se trata de una lucha, una revolución para liberarnos de dogmas y limitaciones que inevitablemente lastran lo que comenzó siendo la promesa de un mundo mejor.


Cosmos egipcio


Dogma: "doctrina fijada", (para los primeros filósofos significó "opinión").
Inquisición: oposición sistemática, ciega y corporativa contra toda herejía que se salga o ataque el dogma imperante. 

El término dogmatismo designa la tendencia a erigir fórmulas que expresan conocimientos en verdades indiscutibles, al margen del estudio, de la crítica y del debate. Los dogmas son vistos como la antítesis del pensamiento analítico científico debido a que la mayoría de los dogmas religiosos pueden ser rehusados si son analizados a fondo, sin embargo en ningún campo ha existido tanto dogmatismo como en la ciencia.
Solemos pensar en la ciencia como el conjunto de todo el conocimiento humano sobre el medio que nos rodea, esta ciencia esta "gobernada" por una serie de reglas o leyes universales (dogmas) que rigen la coexistencia de los distintos cuerpos y sucesos mensurables, estas leyes hacen al Cosmos ordenado y comprensible en oposición al Caos.

La labor de la ciencia es permitirnos comprender el universo, así como su origen y destino (el Cosmos). El método científico es una herramienta que nos permite mediante el razonamiento, comprender los hechos que acontecen a nuestro alrededor. Debemos subrayar que el propósito de la ciencia no es recoger información, legislar el universo o discernir entre lo verdadero y lo falso, es simplemente comprender los procesos naturales, el hombre dotado de este conocimiento puede transformar y utilizar la naturaleza en su beneficio (elevándose al nivel de semidiós), esté es el origen del mito del destierro y el árbol del conocimiento.

La mayoría de los "científicos" modernos proceden de un sistema académico especializado y sistematizado, su formación se limita al aprendizaje de una serie de leyes y su posterior comprobación empírica, este proceso de "adoctrinamiento" no deja mucho espacio para el disentimiento o la libre curiosidad. Existe ademas una competencia basada principalmente en el "prestigio" donde el arma mas utilizada es el descrédito. El desprestigio es el recurso de quienes desean proteger su status ante descubrimientos que son incapaces de razonar y ni tan siquiera admitir, ello supondría la destrucción de un sistema de valores dogmatizado en el que se basa su formación, status y sobre todo creencias.
Solo hay que fijarse en la historia y evolución de la ciencia para darse cuenta como esta solo a avanzado mediante la valiente labor de inconformistas que lucharon contra el sistema académico y social, genios como Galileo, Kepler, Newton, Tesla, Einstein y cualquiera que haya osado trasformar el modelo mental imperante. Sin embargo el tiempo siempre trasforma los nuevos descubrimientos en futuros dogmas.
Pese a todas sus trabas hay que reconocer que al menos la ciencia en sus principios permite el avance y la evolución. La religión en sus fundamentos lo prohibe y pese a ello sus dirigentes no se ven impedidos de manipularla según sus necesidades y provecho.

El siglo XX nos ha legado inimaginables avances tecnológicos que crean una falsa imagen de progreso científico, pero seguimos sin comprender lo fundamental, la labor de la ciencia aún esta en sus inicios.
Descubrimos formas de desatar terroríficas cantidades de energía y no sabemos que es y como relacionar las distintas manifestaciones de materia-energía.
Diseñamos, creamos y patentamos nuevos seres vivos, sin conocer realmente que es la vida y como interactua.
Desarrollamos redes y procesadores de ingentes cantidades de información, pero la población vive cada día mas ignorante y aislada.

La mayor parte de la gente desconoce que la mecánica cuántica, es decir, el modelo teórico y práctico dominante hoy día en el ámbito de la ciencia, ha demostrado la interrelación entre el pensamiento y la realidad, ha mostrado que el espacio y el tiempo son ilusiones de la percepción, incluso la materia solo es una nube de probabilidades de una energía u onda aún por determinar.

El filo de la eternidad  COSMOS 10 (Carl Sagan)





El vacío atómico

Aunque ya los filósofos griegos especularon con su existencia, el átomo es una realidad científica desde principios de siglo XX. En las escuelas de todo el mundo se enseña hoy día que el átomo está compuesto de partículas de signo positivo (protones) y neutras (neutrones) en su núcleo y de signo negativo (electrones) girando a su alrededor. Dentro de los átomos y moléculas, las partículas ocupan un lugar insignificante (prácticamente inexistente), el resto es vacío, y su definición ya incluye propiedades de la energía. Pero esto solamente es la punta del iceberg la materia no es estática y "predecible" tal y como entendemos. Con la física y la experiencia tradicional no es posible explicar y menos aún comprender las propiedades de la materia-energia a escala tan pequeña, y ello supuso una revolución científica durante el cambio de siglo (XIX al XX). La física atómica dio paso a la teoría de la relatividad y de ahí, a la física cuántica.

Estatua de Shiva (creación-destrucción) en el C.E.R.N.

El átomo no es una realidad terminada sino mucho más maleable de lo que pensábamos. Heinsenberg, el codescubridor de la mecánica cuántica, fue muy claro al respecto; los átomos no son cosas, son TENDENCIAS. La física cuántica solo calcula posibilidades, así que la pregunta viene rápidamente a nuestras mentes, ¿quién elige de entre esas posibilidades para que se produzca mi experiencia actual? La respuesta de la física cuántica es rotunda: La conciencia está envuelta, el observador no puede ser ignorado.

El comportamiento de las micropartículas cambia dependiendo de lo que hace el observador: “cuando el observador mira, se comporta como una onda, cuando no lo hace, como una partícula”. Ello quiere decir que las expectativas del observador influyen en la Realidad de los laboratorios… y cada uno de nosotros está compuestos de millones de átomos.
Traducido al ámbito de la vida diaria, esto nos llevaría a que nuestra Realidad es, hasta cierto punto, producto de nuestras propias expectativas. Si una partícula (la mínima parte de materia que nos compone) puede comportarse como materia o como onda (Dualidad onda-partícula).

Experimento de la doble rendija




Actualmente muchos científicos viven una conmoción al probarse experimentos cuánticos a escala cotidiana. Estos descubrimientos inducen asombro, conmoción, perplejidad e incertidumbre en el mundo científico. Admitir estos hechos no solo conlleva una nueva revolución científica, también amenaza con destruir los cimientos de la ciencia (la imparcialidad metodológica, el principio de causalidad), demostrarían que la mente es capaz de crear, que todo podría ser una invención y darían la razón a los fundamentos de todas la religiones y el misticismo.





¿Qué realidad prefieres?

Seguramente la teoría de los universos paralelos, origen de la de la “superposición cuántica”, es la que ha conseguido llegar mejor al gran público. Lo que viene a decir es que la Realidad es un número “n” de ondas que conviven en el espacio-tiempo como posibilidades, hasta que UNA se convierte en Real: eso será lo que vivimos. Somos nosotros quienes nos ocupamos, con nuestras elecciones y, sobre todo, con nuestros pensamientos (cierto, falso, puedo, no puedo) de encerrarnos en una realidad limitada y negativa o en la consecución de aquellas cosas que soñamos. En otras palabras, la física moderna nos dice que podemos alcanzar todo aquello que ansiamos (dentro de ese abanico de posibilidades-ondas, claro).
En realidad, los descubrimientos de la física cuántica vienen siendo experimentados por seres humanos desde hace milenios, concretamente, en el ámbito de la espiritualidad. Los antiguos esenios (la comunidad espiritual a la que, dicen, perteneció Jesucristo) tenían una manera de orar muy diferente a la actual. En lugar de pedir a Dios “algo”, los esenios visualizaban que aquello que pedían ya se había cumplido, una técnica calcada de la que hoy se utiliza en el deporte de alta competición, sin ir más lejos. Seguramente, muchos han visto en los campeonatos de atletismo cómo los saltadores de altura o pértiga realizan ejercicios de simulación del salto: interiormente se visualizan a sí mismos, ni más ni menos que realizando la proeza. Esta técnica procede del ámbito de la psicología deportiva, que ha desarrollado técnicas a su vez recogidas del acervo de las filosofías orientales. La moderna Programación Neurolingüística, usada en el ámbito de la publicidad, las relaciones públicas y de la empresa en general, coincide en recurrir al tiempo presente y a la afirmación como vehículo para la consecución de los logros. La palabra sería un paso más adelante en la creación de la Realidad (cada palabra es un símbolo, una imagen), por lo que tenemos que tener cuidado con aquello que decimos pues, de alguna manera, estamos atrayendo esa realidad.


Mente creadora

Existen hechos que ni los mas atrevidos científicos se atreven a estudiar. Con el modelo científico y filosófico actual no es posible explicar diversos fenómenos como la telepatía, clarividencia, precognición, dejavu, que serian fáciles de entender si existiese una unión "espiritual" entre todas las cosas que componen el universo. Los poderes de la mente han sido cuestiones asociadas al mundo “esotérico” y ridiculizadas (cosas de locos). No se puede negar que en este campo mas que en ninguno existe muchísimo fraude y superchería, pero no por ello debemos negar las evidencias.

¿¡Y tú que sabes!?






La búsqueda del alma

¿Qué es la conciencia?, ¿donde reside?, ¿es independiente?. En las últimas décadas, los experimentos en el campo de la neurología han ido encaminados a encontrar donde reside la conciencia. Los científicos tratan de encontrar al observador, "¿quién está al mando del cerebro?". Sí, hemos ido a cada uno de los escondrijos del cerebro a encontrar el observador y no lo hemos hallado; no hemos encontrado a nadie dentro del cerebro, nadie en las regiones corticales del cerebro pero todos tenemos esa sensacion de ser el observador”. “Sabemos lo que el observador hace pero no sabemos quién o qué cosa es el observador”.


Hoy recuperadas por la física cuántica, muchas de estas afirmaciones eran conocidas en la Antigüedad, como en el caso del “Catecismo de la química superior”, de Karl von Eckartshausen.




La conciencia da forma a la realidad psíquica y física. Cuando creemos que podemos, en realidad, podemos.



Propiedades de la energía
- Todo es energía, (absolutamente todo)
- Se clasifica en positiva, negativa y neutra
- Toda energía es útil en algún contexto
- No se crea ni se destruye, sólo se trasforma

Propiedades de la materia
- Dos elementos no pueden ocupar el mismo espacio, en un mismo momento, (curiosamente un elemento puede ocupar dos espacios en un mismo momento).
- No cambia a menos que una fuerza externa lo influya.
- Potencialmente toda energía puede materializarse (E=m.c2). No solo están relacionados, son manifestaciones de una misma cosa, (Información-Vibración-Movimiento-Fuerza)

Propiedades del tiempo
- Registra una variación perceptible para el observador y le permite establecer la variación (pasado, presente y futuro)
- Da lugar al principio de causalidad
- No es absoluto, depende de las circunstancias personales del observador, a pesar de ello sin el no podría existir observador ni conciencia.

Propiedades del ser (observador-consciente)
- Aparentemente esta construido con materia y funciona con energía que trasmite y trasforma, (es universo consciente).
- Se adapta y evoluciona en concordancia a su entorno y hacia formas progresivamente mas complejas y perfeccionadas (contradice la entropia del universo)
- Elige sus experiencias por decisión u omisión, (está dotado de libre albedrío), sin embargo esta relacionado y determinado por el Cosmos, (es uno con el todo).
- Es creado, se desarrolla, goza procreando y desaparece. Sin embargo puesto que absolutamente todo es energía (no debería crearse, ni destruirse, sólo trasformarse)
Propiedades del universo
- Esta formado de materia y en el fluye la energia.
- Tuvo un origen indeterminado y esta limitado por nada que pertenezca a el.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada